Chimeneas: el calor del hogar.

Algo mágico ha conquistado desde tiempos ancestrales a la humanidad: el fuego. Su magia nos cautiva, su color nos atrapa, las chispas, el olor, el calor único, todo crea una atmósfera única que sólo algunos privilegiados pueden disfrutar en los fríos días del invierno gracias a las chimeneas. Un lugar donde reunirse, dónde disfrutar juntos. Una forma de calentar el hogar, el porche o el jardín, que tienen hoy por hoy muchas versiones: de interior o de exterior, de leña o de pellets, de gas o eléctrica, chimenea francesa o cerrada. Hay para todos los gustos, pero sólo algunas casas pueden disfrutar de este placer, como las casas #BegaraLuxuryRealEstate.

Existen muchos modelos, pero la reina es la chimenea francesa. El porte que ofrecen este tipo de chimeneas a un salón o un dormitorio es algo único que viste una estancia y la llenan de categoría. Para optimizar este tipo de chimeneas que son las que más pérdida energética tienen, pero las más demandadas, es necesario elegir bien la madera que vayamos a usar. Aquí os dejamos unas cuantas por orden de eficiencia energética:

  • La primera es la madera de Encina, es la más apreciada por los que tienen este tipo de chimeneas, ya que arde lentamente generando mucho calor.
  • Le sigue el Haya, es un tipo de madera que también es excelente como combustible, también al tener una corteza lisa no produce las molestas chispas.
  • En tercer lugar se encuentra el Roble, como madera dura y abundante.
  • Después, se venden otro tipo de maderas menos apreciadas para la combustión por diferentes motivos, como el Pino por su alto contenido de resina que evita que se alcance una temperatura elevada; o el eucalipto, que aunque genera mucho calor también mucho residuo.

Para tener a mano la leña lo ideal es que nuestra casa disponga de un leñero o caseta, para que la leña esté seca y cortada. Los expertos indican que lo ideal para hacer un buen fuego es guardar la leña durante por lo menos medio año, ya cortada, para que se seque y optimice el fuego y la energía calorífica que desprende.

Las chimeneas de pellets se han convertido en una tendencia por su materia prima barata y fácil de almacenar. Este tipo de chimeneas no tienen el encanto de las tradicionales, pero tienen otras ventajas. Son las más ecológicas y aunque requieren una inversión inicial luego salen más baratas por su combustible, pero requieren electricidad también.

Para lo que no tienen tanto espacio, existen otros tipos muy de moda actualmente como las chimeneas de gas. Estas, nos permite disfrutar del fuego instantáneo con un mando a distancia, que también permite regular la llama. Algunas disponen de conexión wifi, las hay empotradas, verticales, horizontales… mil opciones, pero lo mejor son los tipos de acabados que nos ofrecen tanto en el interior como el tipo de llama y decoración del fuego. Mucho más limpias que las de leña y seguras, gracias a sus sensores. Son actualmente una opción para disfrutar del calor de una chimenea desde otro punto de vista.

También está la opción de las chimeneas eléctricas una opción para decorar el espacio y disfrutar un ambiente agradable. Sus pantallas con LED ofrecen un efecto realista de las llamas y brasas, que pueden programarse con colores, efectos e intensidad diferentes creando diferentes looks en función de la ocasión.

Las Chimeneas de bioetanol son una opción barata, que suele usarse más en exteriores.

Ahora hay un montón de opciones para exterior pensadas para que se puedan seguir usando esos jardines #BegaraLuxuryRealEstate, es una forma de calentarse en el exterior o estar con amigos y familia en una zona más despejada y agradable sin pasar frio. También para exterior tenemos varios modelos y diferentes tipos de combustión, podemos elegir la que mejor se adapte a nuestro entorno.

Uses la chimenea que uses hay una serie de recomendaciones que hay que seguir para tenerla en perfectas condiciones y evitar accidentes:

1. Mantener la chimenea limpia y los conductos limpiarlos mínimo una vez al año.

2. Controlar que la chimenea no pierda humo, ya que es tóxico y peligroso.

3. Junto a la chimenea no deberíamos poner material inflamable: mantas, alfombras…

4. Si la chimenea es abierta, se recomienda poner una pantalla que pueda evitar que las chispas salten de la chimenea.

6. Apagar el fuego antes de salir de casa o irse a dormir.

7. No debemos usar la chimenea para quemar cosas que sobran como plásticos, que provocan humo tóxico.

8. No intente encender el fuego con productos inflamables. Utilice siempre pastillas específicas para encender el fuego o un trozo de papel de periódico con un poco de leña pequeña.

9. Mantenga el fuego vivo pero con poca leña, siempre es mejor tirarla poco a poco para evitar hacer llamas muy altas.

10. Intente utilizar leña seca que hace menos humo y de buena madera que hace menos llama, es más duradera y calienta más.

La magia del fuego.

Chimeneas, una experiencia que sólo algunas casas pueden ofrecer, disfrútalo en las casas #BegaraLuxuryRealEstate.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *