Ideas para ganar metros: Fluidez espacial


Vivir en espacios reducidos se ha convertido en una necesidad en los últimos años debido al coste de la vivienda y la falta de suelo urbanizable, sobre todo en las grandes ciudades

Pero hay quien en contra de ver limitaciones en las pequeñas dimensiones ha descubierto el placer de estos espacios, en los cuales se potencian las posibilidades de la arquitectura y el diseño interior para sacarles el máximo partido. Así, lo que al principio podría resultar un lugar asfixiante se convierte en un universo de soluciones innovadoras.

Realizar reformas:

El minimalismo y la concepción austera no están reñidos con el buen gusto y las últimas tendencias. Lo importante es aprovechar bien los metros cuadrados disponibles, adaptándose al espacio existente o realizando las reformas pertinentes.

Si optamos por lo segundo, la mejor solución es derribar muros para acabar con las denominadas zonas muertas, como recibidores, pasillos, que restan espacio y no son habitables.

Una distribución adecuada:

Es importante conseguir una buena distribución, desarrollando habitaciones multifuncionales, espacios únicos que den sensación de amplitud: como un estar que incluya el salón y la cocina, o un pequeño despacho habilitado en un rincón del salón. 

Otra solución para compartimentar es levantar tabiques a media altura o utilizar muebles como separadores de ambientes. Las puertas correderas también permiten optimizar dimensiones, puesto que no invaden la habitación, y además pueden mantenerse cerradas para conseguir la privacidad entre ambientes, o abiertas para crear estancias únicas y ampliar la perspectiva.

Elegir el mobiliario:

Debe ser de líneas simples, y ha de situarse cerca de las ventanas para que no corte el recorrido de la luz y la distribución espacial fluya de una manera holgada.

Abusar de los objetos de decoración causa sensación de ahogo en un hogar de pocos metros. La mejor opción es elegir los imprescindibles para dotar de personalidad a la vivienda.

Ambientes en tonos claros:

Crear ambientes serenos para que el conjunto de la vivienda fluya naturalmente es elemental para cambiar la percepción de las dimensiones.

Para conseguirlo, pintar las paredes de tonos pálidos, hacer un uso innovador de la luz prescindiendo de las luminarias de techo y las bombillas blancas y potentes son algunas de las mejores opciones para lograr resultados únicos y sorprendentes sin que el tamaño imponga restricción.

Ganar espacio exterior:

En el caso de que se disponga de al menos 4,5 m2 (3×1,5 m) se pueden realizar obras para instalar un cerramiento.

Desarrollar un porche o potenciar la vista exterior desde cualquier estancia de la casa es una buena manera de obtener espacio extra y abundante luz natural para ganar horizonte natural.

Diseño sostenible:

Los espacios pequeños proporcionan un nuevo estilo de vida donde a la sensación de recogimiento se une un menor coste energético en calefacción, agua, electricidad…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *